▷ Todo lo que necesita saber sobre el cuidado de la hierba festuca


Por su capacidad de mantenerse verde todo el año, el césped de festuca es uno de los preferidos para los hogares de Estados Unidos y Canadá. Se adaptan a muchas condiciones climáticas y soportan tanto el frío como la sombra.


De hecho, muchos tienen un aspecto espectacular en macetas en el interior. Crecen fácilmente y requieren poco mantenimiento.


Especies de hierba de festuca

Hay varias especies de espino que se diferencian por su aspecto y características. Sin embargo, todas crecen en racimos y, en lugar de extenderse, producen brotes de hierba brillante.


Hierba festuca alta 


La variedad alta es el tipo más popular de hierba festuca. Tiene hojas largas y finas, ásperas y densas. Es muy tolerante al tráfico peatonal intenso, lo que la convierte en una planta ideal para el césped doméstico, los campos deportivos, los parques y las zonas comerciales, como los hospitales.


La festuca alta se adapta mejor a las condiciones de crecimiento en la zona de transición. Se trata de una vasta zona que se extiende de este a oeste de Estados Unidos. Es compatible con el pleno sol y la semisombra.


Consejo del agricultor: Siembre la festuca de caña en suelos más pesados con mucha materia orgánica para un crecimiento rápido.


Hierba festuca de caña


En apariencia, la festuca de caña destaca con un color azul verdoso. Tiene la capacidad de permanecer verde durante más tiempo que otros, con un mantenimiento mínimo. Suelen cultivarse en las regiones septentrionales y a mayor altitud.


Consejo de cultivo: El espino blanco es una hierba de crecimiento lento y no necesita ser segada con frecuencia.


Hierba festuca roja rastrera


La hierba de nueva temporada tiene hebras finas y de color verde intenso que crecen lateralmente bajo el suelo. Es muy tolerante a la sombra en comparación con otras hierbas de estación fría y crece bien en las regiones del norte.


Debido a su capacidad de crecimiento rápido, la hierba roja rastrera es habitual en carreteras, lugares de erosión y campos de golf. La caoba rastrera tiene pocas necesidades de fertilizantes y de riego.


Consejo para los cultivadores: Siembre el espino rojo en las zonas en las que el césped está dañado o en los puntos desnudos para rellenar la zona rápidamente.


Masticar hierba festuca


Al igual que la festuca alta, la hierba masticadora crece en posición vertical con una textura fina. Crece bien en lugares oscuros y puede soportar la sequía, lo que es perfecto para los jardines de interior.


Este tipo de hierba fina crece bien en suelos arenosos y es común en el norte de Estados Unidos y Canadá.


Consejo del cultivador: Las hierbas de mascar no resisten el tráfico intenso, por lo que es mejor mantenerlas en lugares donde haya poca defecación. También puede cultivarlas en contenedores y macetas para conseguir una presentación atractiva.


Festuca de ovina


La festuca de ovina se encuentra en suelos ácidos y pastos altos y es una hierba fresca, estacional y de color verde azulado. Alcanza una altura de 16 pulgadas y tiene un mechón denso.


Es común en el Reino Unido y en Asia oriental.


Consejo del fabricante: Como su nombre indica, este tipo de festuca es el alimento favorito de las ovejas.



Es fácil preparar un buen césped. Lo ideal es elegir los meses de otoño para la germinación, cuando la temperatura alta es de 80°.


Selección de semillas

Al elegir una semilla de hierba para las pupas, asegúrese de que la mezcla de plantas es de alta calidad y se ha comprado a una fuente de confianza.


Lo ideal es que la germinación sea inferior al 80% y que los cultivos, las malas hierbas y la materia inerte se acerquen al 0,00%. Todos estos índices aparecen en las etiquetas cuando se compran semillas de césped.


Las tasas de siembra varían según las hierbas. Para la hierba alta, plante 10 libras por cada 1.000 pies cuadrados. Sin embargo, otras variedades de espino tienen semillas más pequeñas y requieren 5 libras por cada 1.000 pies cuadrados.


Preparar el suelo

La regla general de la jardinería es que cuanto más sano sea el suelo, más sano crecerá el césped. El suelo bien texturizado tiene una mayor capacidad de absorción de agua y nutrientes. También favorece que las raíces de los guisantes crezcan más profundamente y tengan un mejor acceso a los nutrientes esenciales.


Pruebe el suelo para ver si es ácido o alcalino con un kit de prueba de pH de bricolaje. La festuca prefiere los suelos ácidos con un pH de 5,6 a 7. Tener un nivel de suelo óptimo asegura la disponibilidad de nutrientes para que la planta se desarrolle.


Sin embargo, si su kit de suelo tiene demasiada acidez (pH 6 o inferior), añada cal para alcanzar el nivel de pH deseado. Por otro lado, si se registran niveles alcalinos (pH 7 y superior), se debe añadir yeso granular al suelo.


Sin embargo, hay que tener en cuenta que la cal y el yeso reaccionan durante 2-3 meses. Este método puede repetirse hasta que el suelo alcance el pH requerido, así que asegúrese de incluir este periodo en su programa de plantación de césped.


Si el suelo elegido para su jardín es irregular, es posible que también tenga que cultivarlo. Este proceso también ayuda a romper el suelo y promueve una mejor absorción del agua y el crecimiento de las raíces.


Plantar las semillas

Una vez que esté satisfecho con el estado de la tierra, distribuya las semillas uniformemente por el suelo. Mucha gente opta por cubrir las semillas después de plantarlas porque ayuda a retener la humedad. Para ello, cúbralos con musgo de turba o tierra mullida hasta un grosor de ¼ de pulgada.


Riegue las semillas suavemente hasta que empiecen a germinar. Puedes reducir la frecuencia de riego cuando el césped empiece a crecer.


No corte el césped durante al menos 4 semanas después de la plantación. También se recomienda abonar a las 10 semanas de la plantación.



Ahora que tienes un césped recién diseñado, tienes que darle los cuidados que necesita para mantenerlo verde todo el año.


Cortar

Lo ideal es que la dirección delgada de la festuca sea de 5 a 6 centímetros. Corta el césped cada quince días. Sin embargo, en primavera, cuando el crecimiento de la hierba es máximo, puede ser necesario aumentar la frecuencia del tratamiento a una vez por semana.


Al segar la hierba moteada o cualquier otra hierba no olvides nunca la tercera regla. Esto significa que nunca debes cortar más de un tercio de la hierba en la hoja, ya que esto puede causar estrés al cachorro.


Riego

El bosque se beneficia de un riego semanal de una pulgada. Cuando riegue, asegúrese de hacerlo a una profundidad de 10 cm.


Intenta regar por la mañana. Esto permite que el suelo absorba el máximo de humedad. También protege contra la quema de hierba.


Fertilizante

Todos los tipos de hierba festuca son conocidos por su falta de aglutinación. Sin embargo, la adición de abono al suelo puede ayudarles a estar más sanos al complementar los nutrientes que les faltan.


Aplicar abono nitrogenado una o dos veces al año. Para muchos 1.000 pies cuadrados, necesita alrededor de 3 libras de fertilizante.


Los mejores momentos para la fertilización son el otoño y la primavera. Evite abonar en los meses más cálidos. También es conveniente ventilar el césped antes de abonarlo.


Sembrar el césped en exceso

Para mantener su césped sano y enérgico durante todo el año, le recomendamos una resiembra anual, preferiblemente en otoño. Con este proceso también se pueden rellenar las zonas desnudas que han evolucionado con el tiempo y el uso.


Sembrar brotes de guisantes en el césped:


- Prepare la zona realizando un análisis del suelo para comprobar el pH.

- Corte el césped unos 2,5 cm.

- Rastrillar los residuos y la vegetación.

- Aire el suelo para mejorar la germinación de las semillas.

- Repartir las semillas uniformemente por toda la superficie.

- Riegue el césped inmediatamente después de plantar las semillas y continúe regando diariamente hasta que las semillas empiecen a germinar (2 semanas).

- Reduzca gradualmente el riego una vez a la semana cuando el césped empiece a crecer.


Con estos consejos, verás crecer una exuberante alfombra verde de hierba gruesa en unas 5-6 semanas.



Los bosques son susceptibles de padecer ciertas enfermedades y problemas de maleza que son comunes en los pastos durante la estación fría. Sin embargo, esto no es motivo de pánico, ya que la mayoría desaparece con los cambios de clima y el mantenimiento adicional.


Control de las malas hierbas

El césped de los cachorros suele debilitarse durante los meses de verano, lo que permite que crezcan las malas hierbas.


Aplique el control de las malas hierbas en preemergencia dos veces al año (preferiblemente una vez en primavera) para eliminar las malas hierbas inmaduras antes de que tengan la oportunidad de germinar. Sin embargo, evite el uso de herbicidas si pretende sembrar el césped en exceso.


Necesitará un herbicida de postemergencia si las malas hierbas ya están en el jardín. Asegúrese de encontrar uno que esté especialmente marcado para el cuidado de céspedes altos.


Riegue el jardín profusamente después de aplicar cualquier herbicida.


Enfermedades

Las enfermedades fúngicas aparecen a veces en los prados. Suelen ser el resultado de la acumulación de agua en las raíces durante los meses de verano. En la mayoría de los casos, el problema desaparece cuando cambia el tiempo.


Por desgracia, las enfermedades fúngicas suelen ser difíciles de detectar en la festuca. Nuestro consejo es que compruebe a fondo el césped cada dos días para ver si hay manchas marrones o dañadas en la hierba.


Si observa que los daños en el césped se extienden, rocíe un fungicida marcado con oídio leve cada 15 días hasta que la enfermedad desaparezca.


Parásitos

Los habitantes más comunes de la hierba de los guisantes son grillos, saltamontes, gusanos, escarabajos y ciempiés. Por lo general, no son perjudiciales para el césped y, afortunadamente, el espino crece muy rápido, por lo que no hay que preocuparse.


Sin embargo, algunos insectos pueden ser un problema para su hermoso paisaje. La mejor manera de prevenir los problemas en el césped es aplicar un insecticida una vez al año, a finales de julio o principios de agosto.


Asegúrese de utilizar productos de control de plagas diseñados específicamente para el césped.


Mascota

El césped es un tipo de hierba que no daña a las mascotas y, por lo general, es seguro para sus peludos compañeros.


Sin embargo, las heces de los perros pueden dañar su jardín muy rápidamente. No deje que su mascota se relaje en el césped. En caso de accidente, asegúrate de lavar bien la zona para que el césped se recupere.


¡Listo para crecer!


La festuca es una hierba popular conocida por su aspecto exuberante. Y gracias a estos consejos, estamos seguros de que podrás mantener tu césped sano y enérgico durante todo el año.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios